martes, 14 de septiembre de 2010

como se viste porta

El prototipo de joven israelí tiene la de tez blanca y se viste con sandalias, gorra, bermudas militares, una camiseta ilustrada con una arroba y una bufanda deportiva, mientras levanta con las manos una rama de olivo y su bandera nacional. Así lo han decidido los miles de votantes de un concurso llevado a cabo a través de Internet para elegir la mejor representación gráfica de la población israelí, que ilustrará el próximo año los sellos conmemorativos del sesenta aniversario de la creación del Estado judío, informó a Efe la portavoz de la Autoridad Postal, Tziona Shai. La obra ganadora es de Eli Kameli, un artista de Tel Aviv que defiende su dibujo aunque reconoce que no representa la variedad de la población israelí, formada por un quinto de árabes -musulmanes y cristianos- y por la emigración judía desde lugares tan dispares como Estados Unidos, Etiopía, Francia, Rusia, o Argentina. "Mi diseño integra la seguridad, la juventud, la paz, los aficionados al fútbol y la alta tecnología", repasa Kameli en declaraciones publicadas hoy por el diario "The Jerusalem Post". La gorra del personaje "también puede representar a los religiosos" judíos, que cubren su cabeza con una kipá (solideo). Su ilustración derrotó en la recta final a otros dos del centenar de diseños que habían sido inicialmente presentados. Uno mostraba nueve emoticonos amarillos con distintas expresiones y la otra era, al igual que la más votada, un joven con medio uniforme militar, pero con una camiseta de Srulik (una famosa viñeta que representa a los pioneros sionistas), un teléfono móvil y un globo terráqueo bajo el brazo. El concurso refleja en cierto modo las disparidades sociales en un país donde la emigración asquenazí (del centro y el este de Europa) copa los mejores puestos de trabajo. Kameli admite que su dibujo no representa a importantes colectivos israelíes, como la emigración etíope, la rusa, los judíos ultra-ortodoxos o los ancianos, incluidos los supervivientes del Holocausto nazi. Tampoco quedan reflejadas las mujeres, ni uno solo del centenar de dibujos en competición muestra a una fémina, explica el artista, que los ha visto todos. El propio ganador admite que la Autoridad Postal debería haber pedido una serie de imágenes, pues una sola no puede representar a un país tan plural.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada